Seguidores de Naturaleza y paisaje cultural

domingo, 23 de septiembre de 2012

Materiales y técnicas




La arquitectura vernácula hace uso de los materiales locales disponibles, ejemplificando su adaptación a los condicionantes ecológicos de las áreas culturales donde se desarrolla. En Fregenal de La Sierra (Badajoz), como ocurre en la Baja Extremadura, el uso de la madera se centra casi siempre en los elementos sustentados (armaduras y techumbres) y hace uso generalmente del pino (Pinus sp.), nunca de la encina (Quercus rotundifolia), ya que la conformación del tronco del árbol no permite su aplicación para la construcción de vigas, maderos o rollizos.

De Oliva de La Frontera (Badajoz) colgamos una imagen de un chozo, como ejemplo de la arquitectura más elemental, levantado mediante la técnica de la piedra en seco, sin la utilización de ningún tipo de argamasa. Todos estos inmuebles aparecen diseminados en nuestras dehesas, en su mayoría en estado ruinoso, y son testimonio de la huella humana sobre el entorno y la generación del paisaje. La crisis de la dehesa, con la pérdida de centralidad de muchos de sus usos de antaño, en relación con el acusado abandono rural que se produjo en nuestra tierra desde finales de los años cincuenta del siglo XX, hicieron sucumbir muchas actividades agroganderas y, con ellas, la arquitectura asociada a la ganadería y agricultura. De ningún modo hemos de idealizar aquel contexto histórico indeseable (latifundismo, absentismo, salarios indignos y explotación) pero sí dar a conocer esta arquitectura precisamente para saber más de aquella realidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada