Seguidores de Naturaleza y paisaje cultural

domingo, 9 de agosto de 2015

Rana patilarga (Rana iberica, Boulenger 1879)

Ejemplar moteado en el que podemos observar el perfil esbelto y la mancha postocular oscura bien definida.
Garganta de Cuartos; Losar de La Vera (Cáceres), 5 agosto 2015

Este especimen tiene una coloración pálida, sin moteado, y resalta mucho la mancha postocular. También se observan las largas extremidades posteriores que caracterizan a la especie; Garganta de Cuartos, Losar de La Vera (Cáceres), 5 agosto 2015




Ejemplar fotografiado en la Garganta Jaranda; entre Jarandilla de La Vera y Aldeanueva de La Vera (Cáceres)



Aquí podemos observar cómo la mancha postocular también se extiende como una línea gruesa hacia los orificios nasales. También se aprecia el típico pliegue dorsolateral que tienen la mayoría de los integrantes del género Rana; Garganta Jaranda, entre Jarandilla y Aldeanueva.



Este ejemplar de coloración oscura descansa en una roca de la garganta, muy cerca del agua, en un curso fluvial rápido y sombreado por vegetación de ribera donde predominan especies como el aliso (Alnus glutinosa). Dentro del grupo de las ranas pardas, donde se integran otras especies del género como Rana temporaria y Rana Dalmatina, las cuales se ausentan de Exremadura, Rana iberica es una de las más acuáticas.


Esta pequeña rana es un endemismo peninsular, de hecho, sólo la hallaremos en la parte más occidental de la cornisa cantábrica, Galicia, norte de Portugal y el Sistema Central. Del mismo modo, localizaremos poblaciones aisladas en las Villuercas y las Sierras de Montánchez y de San Pedro, prolongádonse su presencia cruzando la raya hasta la portuguesa Sierra de San Mamede. Esta es grosso modo su dsitribución geográfica. Se trata de un anfibio bioindicador, pues exige biotopos con tramos de río de aguas rápidas y limpias, donde se conserve bien la vegetación autóctona de ribera. He notado que en aquellas gargantas donde el caudal disminuye en esta época del año y se conservan charcos en los que el agua se estanca convive con la muy común rana verde (Pelophylax perezi).
Dentro de la Lista Roja de especies en peligro está catalogada como vulnerable, habida cuenta de sus exigentes requerimientos ecológicos.
En todas las gargantas que he visitado entre en 4 y el 8 de agosto he localizado algunos ejemplares, concretamente en las gargantas Jaranda, Naval y Mayor, de Jarandilla de La Vera, Valverde de La Vera y Garganta La Olla, respectivamente, pueblos ubicados en la cacereña comarca de La Vera, la cual ocupa el extremo más occidental del Sistema Central.
La primera vez que la observé fue en agosto de 2013 en Asturias, y el biotopo era similar al de los hallazgos extremeños: tramos fluviales frescos y con aguas limpias.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada